11 de junio de 2014

0

Reseña de Hunger

Título: Hunger [Riders of the Apocalypse #1]
Editorial: Harcourt Graphia
Nº de páginas: 177
Fecha de publicación: 18 de octubre de 2010
Ficha en GoodReads: aquí
ISBN/ASIN: 9780547341248
Sinopsis: "Tú eres el Jinete Negro. Sal al mundo y cabalga."  Lisabeth Lewis tiene un corcel negro, un juego de balanzas y un nuevo trabajo: ahora es Hambruna. ¿Como va a poder una adoelscente anorexica de diecisiete años, que vive en los suburbios, ser uno de los cuatro Jinetes del Apocalipsis?
Viajar por el mundo con su corcel le da a Lisa la libertad que necesita: puede alejarse de los probelmas que tiene en casa, olvidarse de su constante batlla contra el hambre, y el problema que supone ocultarle todo a sus seres quertidos. Pero siendo Hambruna se ve obligada a ir a sitios en los que el hambre es una dolorasa parte del dia a dia, y tiene que afrontar los horrorosos efectos de su nuevo poder. ¿podra Lisa reunir el valor necesario para dominar ese poder... y derrotar a sus propios demonios?.

Hunger nos presenta la historia de Lisabeth Lewis, una adolescente con anorexia. Tras un intento de suicidio, la Muerte le ofrece convertirse en Hambruna, algo que ella acepta sin pensar demásiado. Sin embargo, a pesar de esta idea claramente fantástica, en muchos aspectos Hunger es una historia bastante realista.

No es un libro de aventuras. No es un libro de acción. No es un libro de amor. Es simplemente la historia de cómo Lisabeth tiene que aceptar que está enferma, no gorda. Que necesita ayuda, que es querida, que su vida importa. La propia autora sufrió bulimia en su juventud (algo diferente a la anorexia, cosa que nos deja muy claro desde el principio). Sin embargo, siento que esto la ha ayudado mucho a construir la psicología del personaje. Y es que, mientras leía me sentía, sobre todo, estresada. No por el ritmo de la narración, si no por la propia Lisabeth. 

Durante los primeros capítulos del libro, rechaza la idea de ser Hambruna, y sigue siendo la de siempre. Esto sirve para que veamos sus costumbres y sus "rituales". Y son terribles, de verdad. No puedo imaginar lo horrible que puede ser padecer una enfermedad de este tipo. Porque es una enfermedad mental que tiene consecuencias físicas, y de las primeras no se suele hablar nunca. Como ya he dicho, es un sufrimiento ver la vida como la ve Lisa. Había veces que tenias ganas de entrar en el maldito libro y simplemente decirla: "Cómete la patata frita, que es solo una maldita patata". Pero ella no lo ve así, pues algo tan tonto como una patata en su mente implica horas de ejercicio, no cenar (o cenar un vaso de agua), tener que enfrentarse a la voz que la repite una y otra vez lo gorda que esta, y luchar otro dia más por evitar que sus seres queridos se den cuenta de la situación. Una situación que la va desgastando poco a poco. Por supuesto, ella no es consciente de estar enferma. Eso es lo peor de todo.

Es aquí cuando entra el componente fantástico de la historia: al recorrer el mundo como Hambruna, visita multitud de sitios en los que el hambre es un problema real, donde la gente muere. Esto poco a poco la ayuda a comprender que hacerse pasar hambre a sí misma no tiene sentido. Y más importante aún, comprende el valor de la vida y descubre que ella quiere vivir. Quiere sentirse viva. La evolución puede parecer algo apresurada (al fin y al cabo el libro es corto), pero me ha gustado.

En cuanto a los personajes cada uno tiene una función, y salvo Lisabeth y la Muerte, resultan algo planos. Por un lado está la madre, siempre ausente, y el padre, que no se da cuenta de lo que ocurre con su hija. Esa ausencia de los padres es algo común en las novelas juveniles, pero siento que en esta ocasión sirve para reflejar cómo se siente alguien con este trastorno: solo y poco querido (aunque esa no sea la realidad). También esta su mejor amiga, que es la primera que se da cuenta de que es anoréxica y que da la voz de alarma; su novio que la quiere con locura y se muere de preocupación; Tammy, que padece bulimia y se vuelve su nueva mejor amiga; Guerra, Muerte y Peste, los otros Jinetes del Apocalipsis, con una función bastante importante de la primera.

En resumen: Hunger es un libro fantástico sobre un problema real, relatando con brutal honestidad cómo se siente alguien así, pero sin llegar a resultar un libro realista al 100%. Podría decirse que está bastante equilibrado.


“She wanted to have him hold her and tell her all the demons were pretend, that there was no monster in her closet, that everything would be okay. But that was a lie. The demon was in her head, telling her she was too fat. She had to get the demon out. But she couldn't do it by herself.”
Jackie Morse Kessler, Hunger 

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Comentes, ¡no te cortes! En este rincón nos gustaría saber tu opinión :) ¡Recuerda que un blog se alimenta de tus comentarios! Eso sí, nada de faltas de respeto, spoilers sin avisar, SPAM o críticas destructivas (recordad que las críticas, ya sean positivas o negativas, ante todo tiene que ser constructivas) ni nada que pueda convertir la sección de comentarios en algo desagradable para quien lo lee ^^

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
ir arriba