24 de octubre de 2013

1

Behemoth (Leviathan #2) [Reseña]

Título: Behemoth (Leviathan #2) 
Reseña del libro anterior: aquí 
Autor:  Scott Westerfeld 
Editorial: edebé 
Nº de páginas: 248 
Fecha de publicación: marzo de 2013 
Ficha en GoodReads: aquí 
ISBN: 9788468306988 
Sinopsis: Un trono robado. Una misión secreta. Una aventura épica.
El Behemoth es la criatura más feroz de la armada británica. Puede tragar buques de guerra enemigos de un solo bocado. Los darwinistas lo necesitarán, ahora que están en guerra contra los poderes clánker.
Deryn es una chica que se hace pasar por chico en el Ejército del Aire británico y Alek es el heredero de un Imperio, aunque finge ser un plebeyo. Finalmente se conocen a bordo de la aeronave Leviathan y ambos esperan poder terminar con la guerra. Pero, cuando el desastre echa por tierra la misión pacificadora del Leviathan, se encuentran solos y perseguidos en territorio enemigo.
 


Después de haber leído el libro anterior, tenía muchas ganas de hacerme con Behemoth y así comprobar si este estaría a la altura de lo que venía prometiendo Leviathan. Desde luego, la historia no se ha desarrollado como me esperaba, pero esto no ha resultado algo del todo negativo.

El libro comienza (dejando de lado algún que otro suceso) con la llegada a Estambul del Leviathan, y cómo Alek y Deryn se separan. Alek decide huir del Leviathan y refugiarse en la capital Otomana. Sin embargo, se ve obligado a dejar a Volger a atrás. Esto significará que Alek ya no podrá depender de lo que otros planeen para él, y tendrá que empezar a decidir por sí mismo.

En ocasiones, Alek tomará decisiones bastante importantes y contactará con aliados muy valiosos, en otras, meterá la pata hasta el fondo. Sin embargo, no deja de ser, en cierto modo, un niño al que en ocasiones toda la situación acaba superándole. Sus dudas y temores nos quedan bastante claros, pero esto es algo que solo le humaniza, sin llegar a convertirle en un personaje débil o infantil.

En cuanto a Deryn, comienza a ganarse el respeto de sus superiores, e incluso la toca liderar una misión. Sin embargo, esta no sale como se esperaba, y la propia Deryn se encuentra huyendo a Estambul, escondiéndose y buscando a Alek, porque cree que este necesita su ayuda. Deryn sufre una evolución muy importante como personaje. En su caso, no tiene tanto que ver con su puesto o posición, si no con sus sentimientos. Se da cuenta que, si bien se hace pasar por un chico, sigue siendo una chica y, como tal, empieza a tener sentimientos por Alek. Por suerte, es sincera consigo misma, muy realista y práctica, por lo que no se vuelve una cabeza de chorlito (menos mal).

Por otro lado, aparte de nuestros dos protagonistas y los personajes que ya conocíamos, se nos introducen unos nuevos. A destacar el grupo de anarquistas y el reportero estadounidense. Con la introducción de los primeros, se consigue comenzar a mover la situación política de la historia: ya no solo son tiros, peleas, explosiones y huidas, sino que Alek intenta cambiar la situación de algunos de los países involucrados en la primera guerra mundial. Con el reportero, veremos la influencia que empiezan a ejercer los  medios de comunicación y como estos pueden resultar una gran ayuda o todo lo contrario.

Por último, visitamos un país clanker, lo que significa que veremos un montón de maquinas nuevas y descubriremos más sobre estas, dejando de lado las creaciones darwinistas.

Esas podrían decirse que son las cosas que más me han gustado. Las que no me han gustado tanto son el hecho de que algunos de los personajes más enigmáticos (como la propia Doctora Barlow o el conde Volger) quedan un poco marginados, y que la bestia que da el título del libro, si bien es importante, apenas aparece unas pocas páginas y de una manera bastante normalucha.

En resumen: un libro que resulta entretenido y que, aunque no se ha desarrollado de la forma en que me esperaba, tiene un equilibrio adecuado entre "politiqueo" y acción, además de contar con un mundo tan interesante como el del libro anterior. Ahora solo me queda uno para terminar la trilogía. Esperemos que por fin se resuelvan todos los cabos sueltos. 


¿Y bien, olvidados? ¿Lo habéis leído? ¿Qué opináis?


1 comentario :

  1. A mí este segundo libro me gustó muchísimo más que el primero, la pega es que encontré que faltaba un poco más de romance en los libros de esta trilogía.
    ¡Un beso!

    ResponderEliminar

Comentes, ¡no te cortes! En este rincón nos gustaría saber tu opinión :) ¡Recuerda que un blog se alimenta de tus comentarios! Eso sí, nada de faltas de respeto, spoilers sin avisar, SPAM o críticas destructivas (recordad que las críticas, ya sean positivas o negativas, ante todo tiene que ser constructivas) ni nada que pueda convertir la sección de comentarios en algo desagradable para quien lo lee ^^

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
ir arriba